MEK pone en marcha un nuevo proyecto de expansión y desarrollo en su planta de Mingli (Yancheng-China)

Por medio de un contrato de 7 años y 16 millones de unidades, el proyecto de mecanizado del Bracket CIE para common-rail, cuyo cliente final son las distintas firmas que componen el Groupe PSA, nace con la implantación inicial de una máquina en España para el mercado Europeo. Una vez asimilada la tecnología, MEK afronta el reto de instalar una segunda maquina llave en mano, para el abastecimiento del mercado chino.

La tecnología common-rail es una de las principales apuestas llevadas a cabo con éxito por el cliente final PSA, ya que obtienen consumos medios muy bajos en la gama del automóvil utilitario, reduciendo a su vez las emisiones de CO2.

MEK se posiciona de esta manera como un referente mundial en el mecanizado mediante máquinas transfer, tecnología con la que cuenta en sus plantas de Mallabia (España), Erfurt (Alemania) y ahora en Yancheng (China). Cabe destacar que esta última hasta la fecha solo ha fabricado productos del sector del mueble y electrodoméstico, desde el año 2006.

Para ello la planta de Mallabia y Mingli trabajan conjuntamente para desarrollar e implantar el proyecto de automoción High-Tech Automotive Fuel Injection Part cuyo cliente es CIE Automotive.

Desde el pasado lunes 2 de mayo contamos en MEK con la presencia de tres empleados de MEK Mingli en la planta de Mallabia. Desde su llegada, los tres empleados trabajan junto con los técnicos de la planta de Mallabia en aras de recibir la formación necesaria para el desarrollo del mencionado proyecto.

Dada la complejidad de funcionamiento y control de las máquinas transfer, MEK crea MEK School. Una escuela que formará profesionales especializados en la materia, aportando conocimientos, desarrollo e innovación tanto a nuevos proyectos como en la mejora de los ya industrializados. El principal objetivo de esta escuela es formar y preparar alumnos en el conocimiento de la tecnología transfer, manipulación de máquinas mediante CNC, etc.

Tras esta primera fase de formación, los empleados de MEK Mingli y los responsables del proyecto viajarán a la planta de Pfiffner en Thalwil (Suiza), principal fabricante de máquinas transfer utilizadas por MEK para sus proyectos de automoción, donde realizarán la puesta a punto final del proceso de mecanizado para la posterior implantación de la máquina HS-16 en China.

Esta máquina de alta tecnología con 38 ejes controlados mediante CNC, es la primera de sus características que se instala en el pujante mercado chino, donde en el 2015 se fabricaron 23 millones de coches.

Conocedores de este volumen de mercado, MEK busca sumergirse en el sector auxiliar de automoción de la mano de CIE Automotive, siendo conscientes del salto cualitativo y cuantitativo que esto supone. Tras esto, MEK espera aumentar su parqué de máquinas con otros dos proyectos en los años 2017 y 2018.

Otras Noticias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *